Sígueme en

Instagram Siguenos en Pinterest Siguenos en Facebook

miércoles, 16 de enero de 2013

Salsa de tomate casera

 
Esta salsa es muy socorrida a la hora de sacarte de un apuro, normalmente compro la lata de tomate triturado, que ya viene sin semillas ni piel, y la preparo al completo, la que no utilizo en el momento la conservo en un frasco de vidrio para cualquier otra ocasión, se mantiene muy bien cerrada al vacío. Recuerdo siempre un concejo de una amiga llamada Dulce Yunis, me dijo que cuando preparara la salsa de tomate el punto principal es dejarla cocinar a fuego medio y cuando el aceite se le note arriba en la superficie, entonces estará lista, y desde entonces siempre la elaboro así, lleva su tiempo, pero merece la pena.
Salsa de tomate cacera / Fue un día como hoy
Salsa de tomate secándose
INGREDIENTES:
  • 1 lata de 4 de kilos de tomates triturados, o tomates naturales sin piel ni semillas.
  • 3 cucharadas de aceite.
  • 1 cucharada de albahaca.
  • 2 hojas de laurel.
  • 1 cucharadita de sal gorda.
  • 1 cucharada de sabroseador o 1 cubito.
  • Frascos de vidrios esterilizados para conservar la salsa sobrante.
PREPARACIÓN:
  • Coloca una olla a calentar con el aceite
  • Vierte el tomate ya triturado, el sabroseador, el laurel, el orégano.
  • Pon a punto de sal como te guste, yo coloco 1 cucharadita, el sabroseador ya contiene sal también.
  • Cocina a fuego medio con la tapa de la olla, de vez en cuando remueve y vuelve a tapar.
  • Cuando veas el aceite encima del tomate y la consistencia que te agrade estará lista, a mi me gusta que quede bien espesa.
Nota:
Envasar al vacío:
Esteriliza primero los frascos, coloca los envases dentro de una cacerola con agua hirviendo unos veinte minutos junto con sus tapas.

Deja en la cacerola pasado el tiempo, escurre cada frasco y cada tapa.

Cuando la salsa esté lista, vierte en caliente la salsa en cada frasco, tapa bien y coloca  los frascos bien tapados dentro de una olla con agua caliente, (colocas un trapo de cocina entre los frascos para que no choquen) y lo dejas cocinar treinta minutos. Estos frascos son pequeños, sirven para envasar 140 gr.
Cuando la salsa esté lista apaga el fuego y los dejas enfriar dentro de la cacerola con el agua.

Cuando estén fríos, los secas y guardas en tu despensa. 
De esta manera se conservarán muy bien varias semanas.
O bien los envasas y los congelas cuando estén fríos, retirando con tiempo para que se descongele.