Sígueme en

Instagram Siguenos en Pinterest Siguenos en Facebook

sábado, 12 de octubre de 2013

Pisillo de atún

El pisillo de atún a mi niña le fascina, le llamo pisillo porque primero se hierve el pescado y luego se prepara como el propio pisillo de chiguere o venado. Es simplemente comer el pescado en tiritas pero condimentado con tus aliños preferidos, un plato que es muy sano y que rinde mucho.
Pisillo de atún / Fue un día como hoy
Ingredientes:
  • 1 lomo de atún fresco
  • 1/2 cebolla cortada en cuadritos
  • 2 dientes de ajo picaditos
  • 1/2 pimiento cortado en cuadritos
  • unas ramitas de romero cortadas pequeño
  • sal 
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • un par de hojas de laurel
  • un poquito de tomillo
  • una cucharada de aceite
  • una pizca de pimentón
Pisillo de atún / Fue un día como hoy

Coloca en una olla con agua hirviendo el atún, deja cocinar por unos 3 minutos.
Pisillo de atún / Fue un día como hoy
Cuando este cocido, retira del fuego y deja reposar un poco, desmenuza quitando toda espina y piel.
Pisillo de atún / Fue un día como hoy
Coloca en una sartén una cucharada de aceite y tus aliños picados, o si no, tu cebolla, pimiento y ajo bien cortados. Deja sofreír hasta que los veas tiernos y transparente la cebolla.
Pisillo de atún / Fue un día como hoy
Agrega el pescado ya desmenuzado, con una pizca de sal, pimentón, salsa de soja, romero, laurel y tomillo.
Pisillo de atún / Fue un día como hoy
Remueve todo para que se integren los sabores y deja cocinar unos minutos más, si ves que se seca un poco, agrega un poquito del caldo donde cocinaste el pescado. Deja que se seque bien.
Sirve a tu gusto, acompañado con arroz o una ensalada, o por qué no? con ambas.
Pisillo de atún / Fue un día como hoy
Buen provecho!!!!
Pisillo de atún / Fue un día como hoy

Nota:
Pisillo (palabra que probablemente viene de pisar la carne), es un plato originario y típico de la región de los Llanos Venezolanos, simbólico en el estado Guarico y conocido allí como “Pisillo Guariqueño”, y ha sido realizado con chigüire o venado debido a que hace muchos años el ganado era escaso. 


Hoy en día el chigüire está protegido como especie en Venezuela, por lo que el uso de esta carne ha disminuido, y esto junto a la cría de ganado lleva a la aparición del pisillo realizado con carne de res y otros animales de caza.

Este tipo de preparación se aplica al proceso de la carne previamente salada y seca, remojada y ablandada con agua, triturada o mechada con ayuda de una piedra o pilón, para luego ser frita en manteca o aceite coloreado con onoto (bija o bijao), aderezada con un sofrito criollo. Suele servirse acompañado de arroz blanco, plátano o cambur topocho, yuca sancochada, casabe, arepas, caraotas, entre otros.

Este plato se ha difundido a otras regiones apareciendo adaptaciones según los ingredientes de la zona. En el estado Amazonas, encontramos una versión del pisillo elaborado con diferentes tipos de pescado, desmenuzado y aliñado con cebolla, ají dulce y cilantro. En Delta Amacuro se utiliza la carne de baba y la de iguana para realizar el plato. En el estado Trujillo (Boconó), se consigue también un pisillo de pescado seco. En la costa oriental se realiza pisillo con pescado seco. El pisillo entonces, puede ser realizado a partir de carnes (previamente saladas y secadas al sol) desmechadas o triturada (por medio de una piedra o pilón) de venado, chigüire, ganado, raya, baba o diferentes pescados secos. 
Para preparar el pisillo de chiguire o venado por ejemplo, se lava la carne fresca y se le saca bien la sangre, se sala muy bien y se coloca a secar al sol, esta suele ser guindada en toletes y protegida con alguna malla o lienzo de los insectos y animales. Según el libro Fogones y Cocinas Tradicionales de Venezuela (por Cecilia Fuentes y Daria Hernández), este proceso de curar carnes (llamado también “acecinado”, y de allí la palabra cecina de res) es antiguo y ya se utilizaba en la cocina colonial (siglo XVIII) como método de preservación de las mismas. “Estas carnes, cuando llegaba la ocasión de su consumo, debían ser remojadas en recipientes adecuados, donde recuperarían parte de la humedad perdida, antes de ser asadas, guisadas o fritas. La carencia de otros medios de conservación hizo que el procedimiento fuera generalizado”.

2 comentarios:

Es un placer recibir tu comentario. Gracias