Sígueme en

Instagram Siguenos en Pinterest Siguenos en Facebook

Patatas guisadas


  

Otra receta cómoda de elaborar, las patatas guisadas son una buena opción al momento de cocinar y estamos con poco tiempo para dedicar a la cocina, siempre los guisos son un plato seguro y más si sus ingredientes siempre los tenemos en la despensa, quién no tiene siempre patatas en casa?. Ésta receta originalmente por su historia lleva chorizo y otros ingredientes, la he elaborado de una forma muy sencilla, y no es por nada queda muy sabrosa.

INGREDIENTES:
300 ml. Aproximadamente de agua. (o 2 tazas)
2 patatas grandes.
1 cucharadita de sabroseador.
1 cucharadita de sal.
1 cucharadita de pimentón dulce.
Un diente de ajo machacado.
2 hojas de laurel.
1 tomate pequeño.
1 cucharada de perejil seco.
1 cucharada de aceite.


PREPARACIÓN:

Machaca el ajo y sofríe en el aceite, reserva.
Pela y limpia las patatas.
Troncha en trozos pequeños.
Coloca en una cacerola con agua, sabroseador, tomate cortado en trozos, sal, hojas de laurel y pimentón.
Cocina.
Cuando hierva añade el ajo y aceite.
Tapa y cocina a fuego medio hasta que ablanden.

Observarás que a medida que se ablandan, su caldo será más espeso.

Sirve solas o con el caldo.
Buen provecho!!!!
NOTAS:
En casa las sirvo con caldo y luego mi marido las tritura con un tenedor!

Historia
Véase también:
Historia de la gastronomía de España

El consumo de patata en caldos en la
península proviene de la invasión de Napoleón. En el siglo XIX este ingrediente entró en la cocina española. En la población de Aldeanueva de Ebro, lugar del conquistador Pedro Cieza de León las patatas se empleaban para alimentar los jornaleros, y allí durante las labores de trilla las patatas de la era se mezclaron con el chorizo riojano conservado en las orzas (chorizo de olla).

Características

Técnicamente las patatas a la riojana son patatas guisadas con chorizo, cebolla, ajo y pimiento. Se prepara principalmente con
patatas, chorizo de guisar, pimientos choriceros, pimentón y laurel. Un dato curioso para su buena elaboración es que las patatas se deben cascar para que suelten la fécula y engorden así la salsa.


Variantes

Existen variantes dependiendo de las zonas, el gusto de los cocineros. El rancho o calderete tiene una elaboración muy similar pero incorpora
carne de conejo, cerdo o cordero. La forma tradicional de elaborarlo es en el campo, con hoguera de leña.
https://es.wikipedia.org/wiki/Patatas_a_la_riojana