Sígueme en

Instagram Siguenos en Pinterest Siguenos en Facebook

lunes, 27 de febrero de 2017

Lasaña de berenjena y tortilla francesa


Siempre andamos buscando que cenar que sea suave, nos guste y no tenga tantos carbohidratos, sobre todo las personas que pasados los cincuenta no nos ayuda en nada los famosos carbohidratos nocturnos.
Esta cena está muy rica. Se comen vegetales y proteínas al mismo tiempo evitando los carbohidratos, Estupendo!!!

INGREDIENTES:
1 Berenjena cortada en láminas.
3 cucharadas de salsa de tomate casera.
1 cucharada de queso parmesano.
2 lonchas de queso Edam. (al gusto)
2 huevos batidos para una tortilla francesa.
PREPARACIÓN:
Rebana la berenjena con la ayuda de una mandolina. O lo más fina que puedas.

Coloca las berenjenas una sartén sin aceite. Cocina por ambos lados.



Prepara una tortilla francesa, bate los huevos y coloca en una sartén, dora por ambos lados, retira y corta en trozos.

En un molde de horno coloca una cucharada de salsa y esparce.
Luego coloca láminas de berenjena.
Encima de las berenjenas coloca trozos de tortilla, así sucesivamente hasta completar.

Vierte las dos cucharadas de salsa de tomate, esparce.
Tapa con las lonchas de queso y esparce el queso parmesano.

Coloca en el horno unos 15 minutos para gratinar un poco.

Buen provecho!


NOTAS:
Use una plancha que pegaba y así se ven las láminas de berenjenas de la derecha, la idea es no usar aceite, por ello debí cambiar a una sartén que no necesita aceite para cocinar y en esa si quedaron estupendas.
No añadir mucha salsa de tomate como las lasañas tradicionales, porque creo que restaríamos sabor a la berenjena con la tortilla francesa.
La tortilla francesa no es más que huevo batido y colocados en la sartén y cocinado por ambos lados. Aunque aquí en España hacen la tortilla francesa doblada formando un libro, he de decir que queda más jugosa. pero en este caso la necesitamos plana para que rinda en la lasaña.
En la próxima elaboración no le dejaré la piel, sabe bien, pero es un poco incomoda para comer, por los hilos de la piel.