Sígueme en

Instagram Siguenos en Pinterest Siguenos en Facebook

Acelga propiedades y cocinado


En la acelga se aprovecha sus hojas y pencas, yo las separo y una por una voy limpiando las hojas, corto la penca lo más alto posible, corto la punta que siempre viene deteriorada y por último quito todas las partes que se encuentren digamos feas o marchitas.
La acelga antes de preparar cualquier receta me gusta escaldar.
Qué es escaldar?
Simplemente pasar unos minutos por agua hirviendo la verdura.
Coloco una olla con suficiente agua a hervir.
Cuando hierva introduzco la acelga y dejo unos dos minutos máximo.
Escurro y elaboro la receta.
Las pencas si no las uso en el momento las limpio igualmente de las partes marchitas y corto en trozos pequeños y reservo en el congelador para una próxima ocasión.
Un poco de información copiada de Ecoagricultor

Propiedades nutricionales de las acelgas

Son muy ricas en Vitamina A, muy importante para mantener una piel sana, una buena visión, un cabello saludable, el sistema esquelético y el inmunológico. La Vitamina A posee propiedades antioxidantes, por lo que nos protege ante los radicales libres, las infecciones y las enfermedades degenerativas.
Contienen grandes cantidades de folatos, los cuales colaboran en la formación de los glóbulos rojos y blancos y los anticuerpos del sistema inmunitario.
Las acelgas tienen gran contenido en agua, por lo que nos hidratan cuando las ingerimos.
El potasio de la acelga es muy importante para cuidar nuestros músculos y el sistema nervioso.
Otro mineral que contiene la acelga es el magnesio, que nos ayuda a mantener un intestino sano, favorece el tránsito intestinal, fortalece los huesos y dientes y hace que nuestros músculos puedan funcionar correctamente.
Contienen hierro, el cual combate la anemia ferropénica, participa el la producción de hemoglobina (que transporta el oxígeno a todas las células del organismo) y forma parte de muchas proteínas.
La acelga también contiene Yodo, imprescindible para que la glándula tiroides pueda producir las hormonas tiroideas, las cuales intervienen en multitud de funciones como por ejemplo el metabolismo, el desarrollo del feto o la regulación de la temperatura corporal.
Su contenido en Vitamina C nos ayuda a absorber el hierro, combatir a los radicales libres, repara y mantiene en buen estado los huesos, dientes y tejidos, ayuda en la cicatrización de heridas y participa en muchas funciones en nuestro organismo..

El consumo de la acelga es bueno para…

Evitar la pérdida de visión, conjuntivitis, glaucoma o cataratas
Las acelgas favoreces la buena digestión de los alimentos
Por su contenido en hierro y ácido fólico ayudan a evitar o combatir las anemias
Combatir infecciones como faringitis, bronquitis o sinusitis
Nos ayuda a mantener un buen tránsito intestinal y evitar estreñimiento
Previene la aparición de hemorroides
Como la mayoría de las verduras, las acelgas no contienen grasas ni hidratos de carbono, por lo que son excelentes para una dieta baja en grasas y en hidratos y para ayudar a adelgazar
Por sus propiedades diuréticas, nos ayuda a eliminar líquidos retenidos en el organismo.
Ayudan a regular los índices de colesterol
Su consumo está muy indicado especialmente para mujeres embarazadas y niños
Favorecen el buen funcionamiento del hígado y la vesícula biliar
Mejorar la circulación sanguínea
Ayudan a mejorar los casos de gota o hiperuricemia
Si consumimos las acelgas frescas en ensaladas, batidos verdes, rollitos, etc. estaremos aprovechando al máximo todas sus propiedades nutricionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es un placer recibir tu comentario. Gracias