Crema fría de remolacha

Cremas frías es lo que provoca en esta época del año, hoy una crema de remolacha con zanahoria, fácil y práctica de elaborar, la puedes hacer con antelación y reservar en el frigorífico hasta el momento de servir, un entrante perfecto.
INGREDIENTES:
2 remolachas medianas.
1/2 zanahoria.
1/4 de taza de agua.
2 cucharadas de aceite con aroma a ajo.
1 cucharada de vinagre.
Unas pizca de sal.
PREPARACIÓN:
Coloca todos los ingredientes en la licuadora.
Bate varios minutos hasta obtener una crema fina.
Sirve en vasos y reserva en el frigorífico hasta el momento de servir.
NOTAS:
- Si no tienes aceite con aroma a ajo, utiliza un trocito de un diente de ajo, para dar el sabor.
- Le añadí un poco de agua porque la remolacha y zanahoria son muy secas, no es hacer un puré, la idea es hacer una crema suave y suelta.
Buen provecho.