Hojaldre relleno de caballa, huevo, espinaca

Este pastel estaba divino, usé solo una plancha de hojaldre. (comprada en Mercadona, la caja trae dos, vienen congeladas). Un poco de algunos ingredientes y es un plato genial. En 20 minutos comida espectacular. Acompaña con una ensalada al gusto.
INGREDIENTES:
1 lámina de hojaldre.
1 cucharada de salsa de tomate casera.
1 lata pequeña de pimiento asado.
Un paquete de espinaca (300 gr.)
2 huevos.
1 cucharada de aceite.
1 cucharada de leche.
Unos filetes de caballa (lata).
Sal gruesa.
PREPARACIÓN:
Retira una lámina del congelador y deja sobre la encimera tapada para que no se seque.
Cuando esté lista, coloca sobre un molde de hornear pequeño.

Reserva tapada mientras preparas el relleno.
Hierve en una cacerola agua y coloca los huevos 10 minutos, retira pasa por agua fría, pela y reserva.
Coloca en una sartén el zumo de los pimientos asados.
Añade las espinacas, y deja reducir.
Añade ahora la caballa e integra unos segundos. Si gustas una pizca de sal gruesa.

Coloca en el hojaldre una cucharada de salsa de tomate casera. He colocado hasta en las paredes salsa para que su sabor llegue a todo el hojaldre y no sólo en la base.
Coloca las espinacas y caballa, esparce por toda la base.
Coloca las tiras de pimientos.
Coloca los huevos cortados en ruedas.
Trata de cerrar todo el paquete, comencé colocando las esquinas hacia adentro y luego el resto de la masa, tratando de unir los pliegues pellizcando la masa, para evitar que se abra mientras se cocina.
Integra la cucharada de leche y de aceite y pinta la masa por todas partes
Hornea a 200º unos 20 minutos, vigilando no se queme, cada horno tiene sus tiempos.
Retira del horno y coloca en una rejilla para que se enfríe un poco, unos cinco minutos. No la dejes en el molde con el papel porque con el calor humedecerá la base de hojaldre y no será tan sabrosa.
La he acompañado con una ensalada de anguriñas tomate, pepino y lechuga.
Buen provecho.
NOTAS:
Puedes pintar con huevo batido, pero no quise usar un huevo y luego que quedará el resto sin uso, por eso a veces la mejor opción es pintar con aceite y leche los resultados son también estupendos.
He usado poca sal, porque todos los ingredientes ya de por si la contienen, de ser necesario puedes añadir una pizca a la espinaca para que tenga su toque de sabor.